Somos líderes en todo el mundo

© RE/MAX Altamira

El edificio de Santa Clara, 11. Se salvó del incendio

El incendio de Santander de 1941 fue un desastre ocurrido en Santander durante la madrugada del 15 al 16 de febrero de 1941. Ocurrido décadas después de la explosión del vapor Cabo Machichaco en 1893, es considerado el incendio más demoledor en la historia de la ciudad. El incendio arrasó gran parte del casco histórico de la ciudad, incluida la Catedral, y provocó un gran cambio en la estructura y el plano urbano de la ciudad de Santander. La mayoría de los daños fueron materiales, pues miles de familias perdieron sus hogares y negocios. Hubo una víctima mortal, un bombero, y más de un centenar de heridos. Popularmente se conoce al incendio como «el andaluz» porque curiosamente se inició en la calle Cádiz y las llamas se frenaron en la calle Sevilla.


Vista general de la Calle San José de Santander tras el incendio que arrasó el centro histórico de la ciudad.

En 1941 España se encontraba en una durísima posguerra, puesto que la guerra civil había finalizado  hacía dos años , dificultando mucho la reconstrucción. Debido a la extrema pobreza de este periodo, no es de extrañar que se sucediesen todo tipo de accidentes debido a material anticuado o a que tuviera un mantenido deficientemente. 

Pero ahora, ¿quieres saber porqué se salvó de las devastadoras llamas el edificio donde hoy se encuentra nuestra oficina de RE/MAX Altamira desde hace más de 11 años? 

En el recuadro azul Santa Clara, 11. Fuente: El diario Montañés

Santa Clara 9 y 11 se salvaron del incendio de 1941 junto con el Instituto Santa Clara, en la misma manzana y también el cine Coliseum (que ya era de hormigón pues se había quemado unos años antes),
porque en él vivía un bombero. Así que las llamas llegaron justo al edificio anterior.

Hoy en día, es una zona muy céntrica, muy transitada y con mucho movimiento, que antes fue un convento y posteriormente se salvó de uno de los incendios más devastadores que ha sufrido nuestra ciudad. Santa Clara, 11 un edificio con mucha historia, donde te invitamos a nuestra oficina de RE/MAX Altamira donde podrás ver las maravillosas vigas de madera que aun conservamos y sus muros de piedra y ladrillo ya centenarios que resistieron el incendio de 1941. Y  es que cuando decimos que estamos situados en un enclave histórico de la ciudad, no nos falta razón.